Cuba confirma que EEUU sigue dictando pauta en América latina

La administración del Presidente Barack Obama sorprendió al mundo hace unos dias, con el anuncio del restablecimiento de relaciones con Cuba. El embargo, condenado reiterada y casi unánimemente por prácticamente la totalidad de los sectores progresistas del mundo, ha sido sin lugar a dudas un fracaso. Creado con la intención de aislar al régimen cubano logró precisamente lo contrario: aglutinar la opinión mundial a favor de Cuba, cuyo gobierno no tiene un ápice de democrático. A pesar de contar con un récord atroz de violaciones a los derechos humanos, y de gobernar de forma dictatorial por más de 50 años, Fidel Castro, y su heredero Raul, lograron venderle al mundo una imagen de víctimas, en lugar de victimarios. En cualquier caso, el anuncio de la Casa Blanca es, probablemente, la mejor noticia del año.

En el 2008 viajé dos veces a La Habana. El propósito de las visitas fue, básicamente, lo que le costó a Alan Gross cinco años de presidio, es decir, llevarle a los disidentes cubanos computadoras portátiles, memorias USB, móviles, medicinas e información “contrarrevolucionaria”, lease literatura sobre derechos humanos. Afortunadamente, no fui arrestado, mas una vez en la isla me tomó segundos percibir el fracaso del embargo. El régimen castrista ha sido muy hábil en la explotación de su papel de víctima: para el mundo exterior la política ha sido asumir el rol de David, frente a un todopoderoso Goliat que no es santo de devoción en el mundo, si se considera la cantidad de votos de apoyo a Cuba en el seno de las Naciones Unidas cada vez que se presenta el caso. A lo interior, los Castro han usado el embargo como una suerte de talismán: todos los problemas de Cuba son culpa del embargo, desde la tos, hasta los huracanes, pasando por el desempleo, los salarios paupérrimos, la imposibilidad de usar internet, el discriminatorio sistema dual de moneda, la falta de libertades… ¿Que no hay maquinas de diálisis, o sillas de ruedas? ¿Que no hay suficientes guaguas? ¿Que la oposición no tiene representación política en Cuba? Bola asere, ¿que te dejó la novia? El embargo…

Al tiempo que Cuba lleva décadas denunciando el “imperialismo yanqui” y su capitalismo salvaje, alentando y apoyando cuanta nación que adopte discursos similares, o tutelando, como en el caso de Venezuela, posturas dizque anti-imperialistas, ha quedado demostrado que todo aquel discurso no era sino cháchara, por cuanto Cuba abandonó su histriónico e histórico resentimiento en el preciso instante que la administración de Obama le hizo el primer guiño. Igualmente sorprendente el anuncio de alto el fuego indefinido de las FARC, en negociaciones de paz con el gobierno colombiano que se llevan a cabo en Cuba.

Para la historia quedaron décadas de discursos fatuos, cargados de argumentos anti sistema. ¿Será la reciente debacle de la revolución chavista, principal sostén económico del régimen castrista, lo que movió a los Castro a buscar entenderse con los EEUU desde principios de 2012, como informa un editorial del diario El País? Ya en esa fecha los Castro sabían, mejor que nadie, cuál era el cuadro médico de su benefactor, amén de manejar quizás la mejor información del caótico e ingobernable estado venezolano. Para ponerlo más claro, en espacio de dos días el chavismo parece haber sido traicionado por su mas importante aliado en el mundo (Cuba), y por sus socios de las guerrillas narcoterroristas de las FARC.

Pero el entente deja una serie de interrogantes, entre las cuales cabe destacar, ¿dónde queda el “hasta la victoria siempre”? ¿Dónde queda el nihilismo del “patria o muerte”? Después de más de cinco décadas de políticas que han llevado a la ruina a una nación que figuraba entre las más avanzadas de la región, ¿no representa el anuncio de la semana pasada la más clara admisión de lo errado de dichas políticas? ¿Qué decir de las alianzas con naciones igualmente fracasadas, como Venezuela, en intentos de dizque  contrarrestar el poder del gigante del norte y su imperialismo? ¿Cómo queda Nicolás Maduro en todo esto, y la cosmovisión y “multipolaridad” chavista? “Se perdieron esos reales”, dirían mis coterráneos.

Sea del agrado de Cuba, sus protectorados y simpatizantes, o no, el realpolitik termina siempre imponiéndose a la retórica. Gracias Fidel y Raul Castro por demostrar de forma tan diáfana que EEUU sigue dictando pauta en América latina, pues bastó una oferta de restablecimiento de relaciones, y los consiguientes réditos económicos que dicha medida aportará, para echar por tierra medio siglo de experimentos que no cuentan con un solo ejemplo exitoso en el planeta. Una vez que el capital internacional arribe a Cuba sin impedimentos o penas asociadas al embargo, ya se encargará el capitalismo de hacer el resto y devolverle la libertad a los cubanos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s